Pianista. Arreglista. Compositor.

Javier2_JPG



certamen




CRITICA CONCIERTO
Por Marc Llorente

Alicante


Extraordinario Javier Coble en un refrescante trabajo donde no sólo se acogen versiones al piano de la guitarra flamenca sino también estilos como el Clásico Español y sonidos de Irán u Oriente Medio. Explora las raíces del Flamenco, emparentado con el canto árabe y el jazz, e impregna la atmósfera con variedad de sentimientos y ritmo. Esta centenaria tradición musical sube al tren del siglo XXI rompiendo moldes, fronteras y haciéndose con nuevos aficionados. Así el arte gitano-andaluz tiene mucho futuro.

Algunas piezas de este primer CD son del compositor e intérprete madrileño y el título es de un espectáculo del Ballet Nacional de España con música de Javier Coble y coreografía de Mayte Bajo, invitada en el concierto para exhibir su danza española y las castañuelas (palillos). Interviene en Arrión, seguidilla de Cantos populares españoles, en llanos del Real, minera de Paco de Lucía, en Amares, de Javier Coble, y en el tema estrella que da nombre al álbum De Azabache y Plata, en el que se incluyen tanguillos, verdiales de Coble y el suave zapateado de la coreógrafa, quien luce su renovador toque dancístico, a partir de la escuela clásica, bailando con formas ágiles y muy fluidas.

No es el piano un instrumento frecuente en la pasión flamenca, pero Coble transita por los innovadores caminos del pianista Arturo Pavón y consigue un sello propio que recoge esa expresividad rítmica y melódica. Utiliza incluso una guitarra hindú de teclas. Da gusto oír el cántico del saxo, las poéticas flautas y el clarinete turco de Patxi Pascual, además de las percusiones de Sergey Saprichev y el bajo eléctrico de Kepa Osés. Una brillante formación. Y un avance de su próximo CD entre otras cosas. El sabor popular de Divertimento. La viva fusión de Coble, la magia espiritual o la melancolía merecieron los aplausos del público.